14 feb. 2012

El amor siempre me ha interesado lo mismo que a los gatos el espacio.


No hay comentarios.:

El amor: la peor blasfemia...