4 sep. 2012



La verdad es que eran como pájaros envejecidos y oscuros, con las pechugas palpitantes de haber volado mucho en un trozo de cielo muy pequeño. 
.
.
.
U.U 




No hay comentarios.:

El amor: la peor blasfemia...